A lo largo de su historia, la prensa ha tenido una voluble relación de escarceos y distanciamientos con los poderes político y económico. En alguna medida, el periodismo ha estado supeditado a las dinámicas del poder político porque ha sido parte del mismo, pese a sus eventuales intentos por mantenerse al margen de él. Si en el siglo XVIII, la prensa mexicana centró su afán en contenidos meramente informativos, y para el siglo XIX orientó su perfil hacia causas políticas y disputas ideológicas de opinión, a partir del siglo XX empezó a manejarse como un espectacular escaparate para el entretenimiento y el impulso de los negocios, veta que hoy se explota al máximo. En otras palabras: en los últimos dos siglos, el periodismo ha estructurado su funcionamiento en torno de la política y el capital

Periodismo frente a los poderes Descarga aquí

Estás leyendo: Otros

No está habilitada la opción de comentar en esta nota.

  • Facebook
  • Twitter

Enlaces