Periodistas del futuro: un nuevo perfil profesional

 

 Por Maite Acinas

Atravesamos una época de profundas transformaciones, muchos son los niveles que se ven afectados: la cultura, la economía, los valores,… tanto es así que más que una época de cambios todos apunta a que lo que realmente vivimos es un cambio de época.

 

Al igual que la Revolución Industrialdel XVIII supuso el mayor conjunto de alteraciones desde el Neolítico (de la mano de la máquina de vapor) la llegada de Internet y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación ha supuesto un auténtico antes y después en las sociedades modernas.

Se acuña así el término “Sociedad de la Información” para referirse a un tipo de orden mundial en el que la información, la tecnología y el mundo digital se convierten en uno de los grandes ejes en torno al que giran el resto de aspectos.

En este contexto, el perfil de los profesionales de la información y la comunicación también debe cambiar y adaptarse a las nuevas necesidades y exigencias de un mundo interconectado.

Crisis de la publicidad y consecuencias para los trabajadores de medios tradicionales

La crisis económica ha traído consigo una notable reducción en los presupuestos de publicidad de las marcas. Los medios tradicionales han asistido a un descenso progresivo de una de sus principales fuentes de ingresos y se han visto obligados, en muchos casos, a desprenderse de parte de sus plantillas o incluso a cerrar. Además, la era digital llegó para quedarse y parte del pastel publicitario se va hacia redes sociales, buscadores o sitios especializados.

En este contexto, Internet se perfila como una oportunidad real de desarrollo profesional. El sector online demanda cada día más periodistas capacitados para ejercer su labor en este medio. Ahora la importancia reside en saber adaptarse a esos nuevos requerimientos que el sector exige: no basta con ser un estupendo comunicador, con escribir de forma brillante o dominar los códigos de Internet, se debe, además, conocer técnicas para posicionar los contenidos en buscadores y tener presencia activa en redes sociales.

¿Hay que romper con todo lo anterior?

El mercado actual demanda un nuevo perfil periodístico para un nuevo tipo de sociedad, más informada, más crítica, más activa. La época de sólo informar ha pasado, la unilateralidad de emisor-receptor quedó atrás, ahora la comunicación fluye en ambas direcciones (emisor-receptor, receptor-emisor). El público ha dejado de ser un ente pasivo y participa, contrasta, produce información… En palabras de Barbara Yuste (@byuste) (directora del Postgrado en Periodismo 2.0 Y Redes Sociales de Inesdi) “el periodismo está en un momento de transformación. El esquema tradicional se ha visto superado y los periodistas tienen que adaptarse y afrontar los cambios”. Según Bárbara, esto no significa que haya que romper con todo lo anterior, “se trata del viejo periodismo con nuevos atributos”. La profesión debe adquirir nuevas herramientas y asumir otras funciones.

¿Cómo deben ser los nuevos periodistas?

Un periodista “de hoy” debe reunir una serie de cualidades y conocimientos que le permitan ejercer su labor con profesionalidad:

-Polivalencia: Ser un profesional polivalente y versátil, capaz de: grabar piezas de vídeo, adquirir conocimientos para manejar los grandes volúmenes de datos (data journalism), dar contexto a las historias…

Multiformato: Un periodista actual tiene que manejarse con soltura tanto en el medio off-line, como en el on-line, siendo consciente de que no es lo mismo crear contenidos para uno u otro formato. Hay que contar historias de otra manera, con otras herramientas y a través de otros soportes.

Jerarquizar y ordenar: Los nuevos periodistas deben ser capaces de ordenar el caos informativo (jerarquizar, valorar y dar sentido a los contenidos que circulan por internet). Se trata en definiva de bucear en la sobrecarga informativa.

Redactar para el medio online: Es fundamental que el periodista sepa cómo redactar para la red (conocimientos de SEO, backlinks, recursos gráficos, keywords, tags, categorías…).

Profundizar: Un profesional de la información tiene hoy la posibilidad de explicar en profundidad el porqué de lo que está pasando: se debe completar la información con vídeos, enlaces, archivos, infografías, noticas relacionadas… aprovechar el potencial de los cientos de recursos que las nuevas tecnologías nos ofrecen (conocerlos y aplicarlos).

¿Y las redes sociales?

Las redes sociales se han convertido en una herramienta indispensable en el trabajo del periodista, su potencial es inmenso: búsqueda de fuentes de información, tendencias, pistas, testigos… El monopolio que tenían los medios a la hora de informar quedó atrás y ahora cualquier persona puede producir información o comunicar (sin que esto signifique que estén ejerciendo la práctica periodística por ello).

Los periodistas “de hoy” deben  tener presencia activa en redes sociales, observar, escuchar, interactuar,… son una estupenda fuente de información que no debemos obviar. Conocer las diferentes redes sociales, los usos para las que han sido diseñadas, dominarlas… es algo fundamental para un periodista en estos tiempos.

Afirma el fundador de Digital First Media John Paton (@jxpaton):

“Si no se entiende que las redes sociales son necesarias es mejor dejar el periodismo. El uso de las redes sociales sirve para conectar, distribuir y, en resumen, hacer mejor periodismo. No es un sustituto de nada. Pienso en mi época de corresponsal político y añoro no haber tenido este potencial a mi alcance. Si no estás ahí, no vendrán a tu medio. ¿Cómo entiendes a tu audiencia si no interactúas con ella?”.

Twitter se ha convertido en  la red social por excelencia para los periodistas por su proyección, inmediatez, agilidad… Es el mejor aliado en su día a día, se trata de un sistema de temprana alerta que nos permite percatarnos de lo que está pasando en un corto espacio de tiempo.

Responsabilidades añadidas

Internet en general y el uso de redes sociales en particular, tiene también contrapartidas para los profesionales de la información. Los nuevos periodistas deben preocuparse de su imagen digital (qué se dice de ellos), actualizar constantemente sus perfiles, conocer las diferentes herramientas y redes sociales que surgen y cambian con frecuencia.Una dedicación añadida que implica tiempo y un esfuerzo extra. Además, si tu perfil profesional está asociado a una empresa (eres “embajador” de una compañía o tu nombre se vincula a la misma) deberás tener en cuenta esta premisa antes de publicar en redes sociales o internet (por las consecuencias que pueda tener para tu trabajo). Debes marcar las barreras entre ámbito privado y público y dejar las opiniones y aspectos más personales para redes como Facebook (en las que puedas interactuar con las personas más cercanas).

La importancia de contrastar

Como se ha hecho tradicionalmente en el periodismo “1.0”en el nuevo periodismo también se deben utilizar herramientas y recursos para verificar la información que circula por internet y, especialmente, por las redes sociales. Debemos evitar incurrir en errores frecuentes, como publicar noticias falsas o rumores. Hay que ser prudente y contrastar siempre. No caigas en la avidez de querer ser el primero en informar sin contrastar previamente.

Igualmente, antes de publicar en redes sociales pregúntate si el contenido resulta relevante y de interés para la sociedad, no tiene sentido “publicar por publicar”.

Nuevos perfiles y funciones

El surgimiento de nuevas necesidades informativas ha derivado en la aparición de novedosas figuras profesionales asociadas al periodismo, dos ejemplos relevantes son:

Community manager o gestor de comunidades: Un perfil muy demandado. Desempeñan su función en medios o empresas (deben dominar las redes sociales, crear un plan o estrategia empresarial, medir resultados, mantener una escucha activa del medio online…).

Content curator Entre otras funciones se encargan de “olfatear”, rastrear, filtrar y añadir valor…en definitiva, su trabajo consiste en dar asesoramiento sobre los contenidos más relevantes para un determinado sector (son intermediarios de la información).

La importancia del blog

Algunos analistas de medios de comunicación consideran que todo periodista debe tener un blog. Quizá sea una afirmación exagerada, pero nos da una idea de la importancia y repercusión de los mismos. Sin duda es la mejor carta de presentación. Te ayudará a conseguir visibilidad y abrirá un nuevo canal hacia tu perfil profesional.

Gracias a su blog un periodista puede crear una audiencia fiel y recibir una respuesta inmediata: un buen blog es una conversación que propone el periodista y que recibe la contestación de sus lectores.

¿Qué pasa con el papel?
¿Qué le depara el futuro a los medios impresos? Aún nadie lo sabe. Hay voces que se atreven a asegurar que los periódicos en papel quedarán relegados al fin de semana, acompañados de suplementos.

La única certeza a día de hoy es que el proceso informativo está transformándose y los profesionales deben adaptarse para sobrevivir.

 

  • Facebook
  • Twitter

Enlaces